C\ Antonio de Ulloa, 4 y 8 Bajo · 30007 Murcia · 968 240 411 · aedem.murcia@gmail.com

La apraxia es un déficit para realizar movimientos voluntarios asociados a objetos en ausencia de parálisis.  Se trata un trastorno que puede aparecer por lesión focal de la corteza cerebral, por ejemplo, accidente cerebrovascular (ACV) o traumatismo craneoencefálico (TCE)  o por lesión difusa (por ejemplo degeneración cortico- basal, enfermedad de Alzheimer). Aunque se trata de una alteración común, a menudo su diagnóstico es omitido. (Tirapu, Ríos y Maestú, 2011).

En la vida diaria el paciente es capaz de realizar movimientos casi sin errores que en el contexto clínico de la evaluación neuropsicológica se encuentran altamente alterados. 

A continuación se exponen los diferentes tipos de Apraxias: 

  • Apraxia ideativa o ideatoria: Alteración de los planes espaciotemporales. Imposibilidad de construir una idea de movimiento.  El paciente es incapaz de crear la imagen del acto que va a llevar a cabo. Por ejemplo: solicitar que se encienda una vela con una cerilla. 
  • Apraxia ideomotora: Incapacidad para realizar habilidades motoras por errores en la secuencia, amplitud, configuración y posición de los miembros en el espacio.  Es decir, el paciente tiene la idea del movimiento pero no lo puede llevar a cabo por una desconexión en la parte motora. 

  • Apraxia Conceptual: Se caracteriza por la alteración del acto motor en el que se ponen de manifiesto errores de contenido. Es decir, el paciente tiene un error de comprensión acerca del concepto (conocimiento de las funciones de las partes del cuerpo, conocimiento de los objetos). 
  • Apraxia de producción: Producir el movimiento seleccionado. Dificultad para llevar a cabo las acciones simples y la organización de las mismas en secuencias complejas. 

A continuación os adjuntamos lámina para trabajar las praxias y que entendáis mejor el concepto y la rehabilitación de las mismas!

Láminas nuevas (21/05/2020)

Láminas anteriores (05/05/2020)

Láminas anteriores (15/04/2020)