C\ Antonio de Ulloa, 4 y 8 Bajo · 30007 Murcia · 968 240 411 · aedem.murcia@gmail.com

En términos generales, suelen distinguirse cuatro tipos diferentes de esclerosis múltiple: EM remitente-recurrente (EMRR), EM primaria progresiva (EMPP), EM secundaria progresiva (EMSP) y EM progresiva recurrente (EMPR).

Esclerosis Múltiple Remitente-Recurrente (EMRR)

La esclerosis múltiple remitente-recurrente es el tipo de esclerosis múltiple mayoritario. Los síntomas después de un brote disminuyen o desaparecen espontáneamente en un período que puede durar de días a meses. Los síntomas variarán de un episodio a otro según la zona del sistema nervioso central afectada.

Este tipo de esclerosis múltiple es más frecuente en mujeres y se suele dar en estadios tempranos de la enfermedad, aunque muchas personas permanecen en esta fase el resto de sus vidas.

Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva (EMPP)

La esclerosis múltiple primaria progresiva se caracteriza porque la aparición de los síntomas se produce de forma progresiva. Especialmente los relacionados con la habilidad de caminar y la fuerza motora. La esclerosis múltiple primaria progresiva tiene la misma incidencia en hombres que en mujeres.

Esclerosis Múltiple Secundaria Progresiva (EMSP)

Un 25% de las personas que tienen esclerosis múltiple remitente-recurrente evolucionan con un empeoramiento neurológico progresivo que deriva, con los años, con la esclerosis múltiple secundaria progresiva.

Esclerosis Múltiple Progresiva Recurrente (EMPR)

La esclerosis múltiple progresiva recurrente es el tipo menos común. Sólo un 3% de las personas con esclerosis múltiple tienen el tipo progresiva recurrente. Este tipo de esclerosis múltiple se caracteriza por una progresión constante de la enfermedad, sin remisiones.

¿Necesitas más información?

¡Te llamamos!