C\ Antonio de Ulloa, 4 y 8 Bajo · 30007 Murcia · 968 240 411 · aedem.murcia@gmail.com

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha instado a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea del ministerio de Fomento a que investigue a las compañías aéreas de bajo coste para comprobar que cumplen estrictamente con el reglamento europeo de derechos de los pasajeros con discapacidad.

En el CERMI y en las organizaciones de la discapacidad, son continuas y numerosas las quejas y reclamaciones que llegan de pasajeros con discapacidad o movilidad reducida por el trato recibido por parte de las compañías aéreas, fundamentalmente las denominadas de bajo coste, que pudieran no estar cumpliendo la normativa que les obliga a embarcar y a asistir sin discriminaciones a personas con discapacidad o con dificultades de movilidad.

Dado que las denuncias se centran en gran medida en este tipo de compañías, Fomento debería abrir una línea de investigación específica dirigida a comprobar que esta parte de la industria aeronáutica cumple con sus obligaciones de trato adecuado a las personas con discapacidad, abriendo expedientes y sancionado las conductas en que queden patentes infracciones de los derechos de los pasajeros.

El CERMI recuerda que todas las compañías aéreas que operan en el ámbito de la Unión Europea, ya sean de signo tradicional o de bajo coste, están sometidas al mismo marco de deberes para con los pasajeros con discapacidad y que el mayor o menor precio de los billetes no puede ser excusa para vulnerar los derechos reconocidos por la normativa europea y española.

De hecho, el pasado mes de febrero podíamos leer esta noticia en prensa:

Asociación de discapacitados denuncia que Vueling impidió volar a una enferma de Esclerosis Múltiple

La Federación de discapacitados físicos y psíquicos de Madrid (FAMMA) ha denunciado a la compañía Vueling por el trato discriminatorio que dispensó a una mujer con esclerosis múltiple a la que denegó el embarque alegando «síntomas de embriaguez.» En un comunicado, la FAMMA solicita, «ante la gravedad del caso, a las autoridades competentes a que actúen con todo el rigor necesario para garantizar la Ley de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, lo que podría suponer para la compañía una multa de hasta 1.000.000 de euros».

Según la FAMMA, los hechos se remontan al 12 de julio de 2011 cuando R.C.M. iba a tomar un vuelo entre Lanzarote y Madrid, acompañada de su madre octogenaria.

A pesar de las explicaciones de la afectada sobre su discapacidad, el personal de la compañía invitó a la pasajera a «regresar al día siguiente en un correcto estado».

A juicio de la FAMMA, este hecho supone una flagrante vulneración de los derechos fundamentales de no discriminación a las personas con discapacidad, así como una falta de respeto y un desconocimiento de la enfermedad y los trastornos que acarrea.

Además, la Federación ha criticado a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) por archivar la reclamación que puso la FAMMA sobre este caso, al alegar que Vueling había presentado pruebas suficientes que le daban la razón.

En este sentido, la compañía aérea ha manifestado a Efe que lamenta los sucedido, pero ha recordado que no fue sancionada por la AESA que consideró que las pruebas presentadas por la aerolínea eran válidas.

Vueling ha asegurado que el personal de la compañía actuó de acuerdo a lo requerido en el Plan Nacional de Seguridad, que antepone la «seguridad en la aeronave».

La FAMMA asegura que en ningún momento se realizó a la afectada un test de alcoholemia que confirmara las acusaciones, lo que demuestra la carencia de rigor y falta de profesionalidad de la AESA.

Según la nota de la Asociación, R.C.M. es «una mujer con una minusvalía del 66% a causa de una esclerosis múltiple y de un retraso psicomotor».

Desde AMDEM esperamos que esta situación tan vergonzosa no se vuelva a repetir y estos protocolos sean cumplidos por todas las compañías, eliminando barreras y diferencias que en pleno siglo XXI no deberán ni existir.

 Fuente: cermi.es, cotizalia.com
Categorías: General