C\ Antonio de Ulloa, 4 y 8 Bajo · 30007 Murcia · 968 240 411 · aedem.murcia@gmail.com

Roche ha anunciado nuevos datos que demuestran que ocrelizumab (Ocrevus) es una opción de tratamiento de alta eficacia para las personas con esclerosis múltiple remitente-recurrente (EMRR) que han presentado una respuesta subóptima a un tratamiento modificador de la enfermedad (TME) previo. El análisis por subgrupos del ensayo clínico casting fase IIIb, abierto, de dos años de duración, también ha demostrado beneficio en los pacientes en los subgrupos de distinta índole y demográficos, con independencia del tratamiento previo. Los resultados se presentan en MSVirtual2020, la 8ª Reunión conjunta del Comité Norteamericano para el Tratamiento y la Investigación de la Esclerosis Múltiple (ACTRIMS) y el Comité Europeo para el Tratamiento y la Investigación de la Esclerosis Múltiple (ECTRIMS).

Según el director médico y Jefe de Desarrollo de Productos Globales de Roche Dr. Levi Garraway, “seguimos obteniendo evidencia de que ocrelizumab proporciona un beneficio significativo en cuanto al retraso de la progresión de la enfermedad en una amplia variedad de personas con esclerosis múltiple y respuesta subóptima al tratamiento previo. Nuevos datos de ocrelizumab en la práctica clínica diaria muestran una alta persistencia y adherencia al único tratamiento dirigido a células B. Además, muestra una pauta de administración dos veces al año. Algo que sabemos que es muy importante para las personas con esclerosis múltiple y sus médicos”.

En el análisis principal del ensayo clínico casting, aproximadamente el 75 % de los pacientes con EMRR alcanzó no evidencia de actividad de la enfermedad (NEDA, por sus siglas en inglés; ausencia de nuevas lesiones cerebrales, brotes y empeoramiento de la discapacidad) dos años después del cambio al tratamiento con ocrelizumab dos veces al año (con nueva definición de las lesiones basales a las 8 semanas en la RM preespecificada). Los pacientes del estudio habían tenido una respuesta subóptima previa a otro tratamiento durante un mínimo de seis meses con un máximo de dos TMEs. El análisis también reveló que la proporción de pacientes que lograron NEDA se mantuvo sistemáticamente elevada en todos los subgrupos de pacientes, entre ellos, actividad basal en la RM, actividad de los brotes, grado de discapacidad, edad y número de TMEs previos. Asimismo, se logró NEDA en el 78 % de los pacientes tratados con un solo TME previo. En comparación con el 70 % de los tratados con dos TMEs previos.

Además, en los pacientes tratados con ocrelizumab se produjo una mejoría en la mayoría de los síntomas medidos mediante SymptoMScreen al cabo de dos años. El SymptoMScreen es una herramienta de resultados percibidos por los pacientes para evaluar la gravedad de los síntomas en doce dominios. Las mejorías significativas más pronunciadas se observaron en los síntomas sensitivos, la fatiga y la visión, que son importantes para la vida cotidiana.

En un análisis intermedio de más de 1.600 pacientes del estudio alemán en marcha Confidence, se observó una persistencia al tratamiento del 97 % en los pacientes tratados con ocrelizumab a los 18 meses, así como un importante cumplimiento de las perfusiones cada seis meses. También se presentarán datos independientes procedentes de una base de datos, de solicitudes de reembolso estadounidense. Los cuales respaldan una elevada persistencia y un cumplimiento mantenido del tratamiento con ocrelizumab.

Se presentarán nuevos datos de seguridad hasta enero de 2020, correspondientes a 5.680 pacientes con EMR y EMPP. Asimismo, se presentaran datos de 18.218
años-paciente de exposición a ocrelizumab, de todos los ensayos clínicos de ocrelizumab. Estos resultados también demuestran de forma consistente un perfil beneficio-riesgo favorable de ocrelizumab.

Con una experiencia en práctica clínica diaria en crecimiento y más de 170.000 personas tratadas en el mundo, ocrelizumab se administra dos veces al año. Es el primer y único tratamiento aprobado para la EMR y la esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP). Ocrelizumab está aprobado en 92 países en Norteamérica, Sudamérica, Oriente Medio y Europa del Este, así como en Australia, Suiza y la Unión Europea.

 

Fuente: iSanidad

Categorías: General