La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha autorizado el primer exoesqueleto como dispositivo de apoyo en la rehabilitación de pacientes con Esclerosis Múltiple (EM); enfermedad neurodegenerativa que suele diagnosticarse entre los 20 y 40 años, cuyos síntomas iniciales varían en cada caso e incluso, suelen confundirse con otras patologías cuando se manifiestan de forma leve.

El aparato fue diseñado por la compañía Ekso Bionics Holdings para el tratamiento de distintas condiciones, reconocida a nivel internacional por el desarrollo de soluciones dirigidas a mejorar la fuerza, la resistencia y la movilidad en aplicaciones médicas e industriales.

Cabe anotar que el exoesquelo no es un dispositivo desconocido. En 2016 recibió la autorización para su uso en pacientes en recuperación tras sufrir un accidente cerebrovascular y lesiones medulares; años después, en 2020, se autorizó el uso del dispositivo en la rehabilitación de pacientes con lesiones cerebrales adquiridas.

Pero con esta reciente decisión, la FDA amplía las posibilidades de uso a un número considerable de pacientes, teniendo en cuenta que en Estados Unidos casi 1 millón de personas han sido diagnosticadas con EM; número que ronda los 2.8 millones de individuos en todo el mundo. El principal beneficio del exoesqueleto en este grupo de personas es el fortalecimiento de las caderas, rodillas y tobillos para ayudar a mantener la posición de marcha natural, en terapias que pueden ser más prolongadas y causar menos agotamiento.

De acuerdo con datos de la compañía, desde su primera autorización, el exoesqueleto ha sido utilizado en más de 375 centros de rehabilitación a nivel global y ha dado más de 200 millones de pasos gracias al sistema motorizado. Además de ello, la empresa está analizando indicaciones que podrían implementarse en sus dispositivos para optimizar el tratamiento de personas con parálisis cerebral, enfermedad de Parkinson o para su uso en recuperación de cirugías u ortopedia.

Potenciales usos del exoesqueleto hacen parte de investigaciones en curso

En la actualidad se cuentan cuatro estudios sobre nuevos usos o ventajas del exoesqueleto autorizado para los pacientes con esclerosis múltiple. Dos de ellos se encuentran en fase de reclutamiento. El primero es de la Universidad Libre de Bruselas (Vrije Universiteit Brussel), con el propósito de “descifrar la relación entre los ajustes de control robótico del EksoNR y la biomecánica de la marcha en pacientes con ictus y sujetos sanos”. El segundo está a cargo de la Universidad de Alvernia para evaluar el efecto del entrenamiento de la marcha hacia atrás con el exoesqueleto EksoNR en la función motora de las personas con ictus, aunque todavía no está en fase de reclutamiento.

En cuanto a las investigaciones en curso, una de ellas la realiza el Shirley Ryan AbilityLab, cuyo objetivo es evaluar el uso del exoesqueleto en comparación con una intervención de cinta de correr con el peso del cuerpo en los comportamientos de empuje de contraversión en aquellos con ictus en un entorno de rehabilitación de pacientes agudos. La segunda, conocida como Ekso-FES, estudiará el exoesqueleto en combinación con la estimulación eléctrica funcional en personas con lesiones crónicas de la médula espinal vs. con el exoesqueleto solo.

La información sobre los estudios clínicos está disponible en clinicaltrials.gov.

El exoesqueleto en AMDEM

En AMDEM contamos con un exoesqueleto de Ekso Bionics y llevamos más de un año usándolo en nuestras terapias de rehabilitación. ¿Quieres saber más? Infórmate aquí.

Categorías: General